«Marto» Una voz que clama salvación y libertad en los centros de readaptación de nuestro país

Por
«Marto» Una voz que clama salvación y libertad en los centros de readaptación de nuestro país

Editado por: BNPRESS | El Hip Hop, una llave que abre puertas de las Instituciones, su lírica Cristo céntrica abre el corazón de los internos para que obtener salvación

“Veo con tristeza que muchos se encomiendan a la flaca para que los saque de aquí, y sí te saca, pero te condena por la eternidad…Hoy te vengo a hablar del que no sólo te saca de aquí, sin que te da vida eterna y se llama Jesucristo”- su mensaje

A Marto Dios lo rescató de tres intentos de suicido, de la muerte por sobredosis y luego que decidió entregarle su vida a Jesús, empezó a predicar de Él a través de la música:

“Lo importante no es llegar sino mantenerse” - solía decirme mi padre cuando era niño y orgulloso le entregaba mis calificaciones de dieces. “Si logras mantener estas calificaciones a lo largo de toda tu vida escolar, eso sí será un gran logro y esto aplica en toda las áreas de tu vida”.

Años más tarde volví a escuchar esas palabras de mi progenitor al término de mi primer concierto. Las palabras cobraron sentido, entendí que aunque era importante haber llegado a los pies de Cristo, era mucho más importante mantenerme siempre en sus caminos.

Lo anterior lo recordé al estar en el tutelar para menores de Morelos CEPLA, (Centro de Ejecución de Medidas para los Adolescentes), porque en México ocho de cada diez hombres que salen de la cárcel vuelven a reingresar. En este centro se encuentra recluido el “niño sicario”, mejor conocido como “El ponchis”

Una capilla desmantelada en el jardín de dicho Centro sirvió de techo para colocar un par de bocinas, una mezcladora y nuestros micrófonos, para ofrecer un mini concierto. Los internos, incrédulos pero curiosos, se empezaron a acercar. Un joven me dijo:-¿Va a haber música?, a lo que le contesté:-Sí, mi carnal, les traigo un poco de Hip Hop. Emocionado contestó con lenguaje coloquial: -¡Ah tiiiiiiiii!...y se apresuró a ir por otros compañeros. Este chico tenía tatuada en su antebrazo a la muerte.

Comencé a cantar y después de romper el hielo con algunas canciones con tintes cómicos, pero 100% Cristo céntricas, empezamos a cantar canciones con mensajes más profundos que expresaban el amor de Jesús. Los rostros empezaron a cambiar, las cabezas se agacharon. Muchos abiertamente dejaban escurrir las lágrimas, otros las contenían, otros las limpiaban rápidamente. El joven que me había abordado al llegar, se encontraba empapado en lágrimas, con la cabeza agachada, completamente atento y con la mirada fija en el tatuaje de su brazo.

Al imaginar la lucha interna que tenía exclamé:  “Veo con tristeza que muchos se encomiendan a la flaca para que los saque de aquí, y sí te saca, pero te condena por la eternidad…Hoy te vengo a hablar del que no sólo te saca de aquí, sino que te da vida eterna y se llama Jesucristo. Una oración basta para que le permitas entrar”

Ni siquiera había terminado de hablar, cuando el joven con enojo, rasguño con su mano izquierda el tatuaje. El rasguño fue tan fuerte, que comenzó a sangrar. En ese momento guie a los chicos hacer una decisión por Jesús. Con su brazo sangrante, él repetía la oración en voz alta, con voz ronca e intensa, sin pena alguna.

Después del amén, este joven empezó a aplaudir, lo que desató el aplauso de todos. Varias almas habían sido ganadas por el Rey. Una breve convivencia y unas rebanadas de pastel cerraron la visita. Durante la convivencia el joven se me acercó y me empezó  a platicar que estaba a punto de salir, nada más le faltaban seis meses. Alegre le contesté: “Pues échale ganas, no quiero verte de regreso eh”, a lo cual me contestó: “Espero que no, esta es la tercera vez que caigo”.

Mi oración y pido la de usted, es para que Dios le dé fuerza de voluntad a este chico, para mantenerse en el camino del Señor, porque lo importante no es salir, sino ya no regresar.. En cuanto al “Ponchis” no tuvimos oportunidad de verlo, ya que lo tienen aislado, sin embargo nos autorizaron a regalarle un disco. Esperamos que las mismas canciones y palabras que Dios usó para tocar a sus compañeros, los puedan tocar también a él.

cron